viernes, 14 de junio de 2013

Nostalgia de la Luz (Patricio Guzmán) 2010

Las estrellas de Ascaso hace millones de años que se apagaron. Hoy, tal vez, hayan sido sustituidas por otras, y vete tú a a saber cómo son y cómo alumbran. Pero los puntos luminosos que cada noche llegan a nuestros ojos sobre estas montañas mágicas, son historia. Una historia convertida en belleza en este cielo del Pirineo. Pero no todas las historias son bellas aunque Patricio Guzmán se haya empeñado en contarnos ésta, bellísimamente.

Cuando yo tenía 18 años, Víctor Manuel cantó una canción que se llamaba "Mujer de Calama", difícil de entender. O al menos, difícil de comprender si no mirabas hacia abajo, hacia las tierras yermas de Calama, en el desierto de Atacama, el Chile más seco y de estrellas más límpidas. Los telescopios de la Cordillera apuntan hacia arriba, hacia estrellas que murieron hace millones de años, las mismas que hoy destellan sobre Ascaso, pero que se empeñan, aún, en continuar su viaje de luz.

La víctimas de la dictadura de Pinochet, las víctimas de todas las dictaduras -representadas hoy aquí por esas mujeres que recorren cada día el desierto mientras los telescopios duermen- siguen recibiendo la luz de dignidad que emite aún la memoria de sus seres queridos. Porque si no, ¿qué otra luz puede señalar el camino de los seres humanos si no es la de la memoria? No hace falta que me entiendas aquí. Patricio en "Nostalgia de la Luz" te lo va a explicar muy bien.


Trailer de la película:



No hay comentarios:

Publicar un comentario