martes, 10 de septiembre de 2013

"Salvador Allende", el documental de Patricio Guzmán sobre el presidente de Chile.

Traición s. f. Falta que comete una persona que no es fiel y no es firme en sus afectos o ideas o no cumple su palabra. - Delito que comete una persona cuando atenta contra la soberanía, la seguridad o la independencia del estado al que pertenece.

Y, por añadido, una de las bajezas humanas que mejor han sabido tratar la literatura y el cine. Traición, traición; qué gran argumento para el guión más deseado. Desde Bruto a los Borja. Desde los Montescos a los espías de la segunda guerra mundial. Desde la Calle Mayor de Bardem hasta la Noche en la Ciudad de Dassin. Cualquier gran traición merece una gran película con sólo que cumpla una condición: que hable de tiempos remotos y no nos remueva el cómodo presente que se sienta en nuestro confortable sofá.

Por eso hay traiciones y traidores de los que se habla poco. Hitler está bien suicidado y enterrado y merece dramas y comedias de la más diversa estirpe. Otros genocidas que aprendieron de él no han tenido tanta suerte. Aún nadie ha rodado ninguna película sobre aquel asesino sanguinario que yace a los pies de la Virgen Macarena. Poco se ha hablado del traidor del Dragón Rapide. Casi nadie es capaz de relatar cómo traicionó al presidente Allende el secuaz que el día anterior se cuadró ante él prometiéndole mano dura contra los que luego le auparían.

Cuántas traiciones tiene el cine miradas desde lejos. Y como diría Violeta Barrios en el más reciente documental de Patricio Guzmán, cuánto esfuerzo en mirar al infinito con lo bueno que sería apuntar los telescopios (también) a nuestro suelo y nuestro pasado cercano.

Eduardo Hurtado nos hablaba el otro día de eso, de cómo el poder o caricaturiza u olvida. Cualquier cosa antes de que la gente recuerde sus numerosos actos de ilegalidad. Y, sobre todo, cualquier cosa antes de que los ciudadanos sean conscientes de que ese poder se apoya en la más vil e insidiosa traición.

“Salvador Allende” no es una película hecha desde el poder. Y por eso ni olvida ni invita al olvido. “Allende” es un alegato contra la desmemoria. Y nos recuerda, en cada minuto de su metraje, no sólo lo que fue la gran traición al presidente chileno. Lo que fue la traición a su pueblo, a la voluntad, a la democracia. El golpe del 11 de septiembre de 1973 no es un simple borrado de disco duro, es un intento de formateo de toda la sociedad chilena. Alguien tenía que evitar que el olvido caricaturizara aquella época de épica democrática. Y lo hace, cómo no, el gran documentalista Patricio Guzmán. Desde el cariño al presidente con el que creció y desde la responsabilidad del chileno que no va a olvidar la historia, las gentes, los hechos y la gran traición. Con esa técnica de Patricio de llevar la conversación en primera persona, con su propia voz; que hace del documental y del documentalista algo cercano, casi un propio "yo" del espectador.

Augusto Pinochet fue un asesino, un genocida impuesto por otro asesino y genocida mucho mayor, Richard Nixon. Pero sobre todo, fue un traidor que durante siglos manchará a generaciones de militares a los que condujo al deshonor y la ignominia. Guzmán no se regodea en la feroz represión ni en las escenas cruentas, que las hubo en Chile -y muchas- durante décadas. Todo lo contrario, eso le quitaría luz y templanza a la figura de aquel médico que intentó curar a Chile. El presidente, su presidente, nuestro presidente, Salvador Allende.

Un documental con muchas partes en blanco y negro, pero fascinante y luminoso; que nos informa sobre los orígenes del paisaje gris al que el traidor sometió a su país las décadas siguientes. Un documental imprescindible de ver en días como hoy, 11 de septiembre de 2013, 40 aniversario de aquella traición. Una película que nos permite conocer, que nos emociona y nos rebela, pero que nos deja respirar. Porque, “sigan ustedes sabiendo que, mucho más temprano que tarde, se abrirán las grandes alamedas por donde pase el hombre libre para construir una sociedad mejor”.

Gracias Patricio. Gracias Allende.


Películas que te pueden interesar un día como hoy:

  • La batalla de Chile, la insurrección de la burguesía - Patricio Guzmán, 1975 (Chile)
  • La batalla de Chile, el golpe de estado - Patricio Guzmán, 1977 (Chile)
  • La batalla de Chile, el poder popular - Patricio Guzmán, 1979 (Chile)
  • Missing - Constantin Costa-Gavras, 1982 (Estados Unidos)
  • Machuca - Andrés Wood, 2001 (Chile)
  • La ciudad de los fotógrafos - Sebastián Moreno, 2006 (Chile)
  • Nostalgia de la luz - Patricio Guzmán, 2010 (Francia)
  • No - Pablo Larraín, 2012 (Chile)

1 comentario:

  1. Hola tu site está excelente, me encantaría enlazarte en mi blog. Por mi parte te pediría un enlace hacia mi web dentro de un articulo de tu blog o enlace y asi beneficiar ambas con mas visitas.

    besoss
    me respondes a katty.caceres28@gmail.com
    katty caceres

    ResponderEliminar